Eh. Uf. Yo.


Eh.

Uf.

Yo.

Mirá. Quería decirte que yo. Quería. Yo quería decirte que.

Porque en realidad. Mirá. En realidad yo.

Es que yo desde que. Ojalá me entiendas porque yo realmente quiero que.

No puede ser tan difícil, es muy.

¿Qué pensás si?

Porque es una cuestión de. Y si yo no soy clara es porque. Y vos también tenés.

No, no, no. Esperá un. Porque tengo como un. Que no me deja. Me quedo sin.

Hablame. Hablemos porque yo no.

Vos podrías hacer que. Vos. No, vos. Vos.

Si no me dejaras. Si me dejaras. Porque yo necesito que. 

Yo puedo así. Pero así no. Y así sí. Y vos podés así. Y así no.

Todo está bien cuando. Yo te juro que. Yo solamente.

La tranquilidad. Yo si no estoy tranquila.  

Mirá. Te quería. Te quiero decir. 

Eh.

Uf.

Yo.

Porque al final. ¿No?

Bueno, sí. Voy a. Te digo algo que.

Yo, yo, yo.

Mirá, mirá, mirá.

Hagamos así porque si no es.

Si yo hablo sin, pienso en, gesticulo con, me muevo sin, hablo sin, o empiezo a.

Me besás.

¿Dale? Porque.

Eh.

Uf.

Yo.


Comentarios

  1. Tu inquietante rareza me deja lleno de predicados tácitos.
    ¿Los textos que faltan o los que sobran?
    Bello.

    ResponderEliminar
  2. Los que están por ahí, pero que en la boca son puro balbuceo. :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La noche de Atlanta

El abrazo de Dylan Brian

El amor es un bateador de baseball canadiense